¿Usar un aceite me genera más acné?

Los aceites tienen fama de tapar los poros y empeorar los brotes de acné. Por eso, muchas veces las personas que tienen piel grasa o con tendencia acneica suelen rechazarlos antes de probarlos. Sin embargo, la comedogenicidad (capacidad de tapar poros) no es propia de todos los aceites en absoluto y, a su vez, hay ingredientes comedogénicos que no son aceites. Por ejemplo, el aceite de jojoba no es nada comedogénico1, y sustancias comunes en cosmética y que no son aceites como isopropyl palmitate y la manteca de cacao sí lo son2.

Primero, aclaremos el término comedogénico

Las células de la capa más externa de la piel, son células muertas que se descaman continuamente, generando un recambio celular continuo. Este proceso ocurre naturalmente y ayuda a que la barrera de la piel se mantenga saludable. Sin embargo, si dicho recambio celular no se vuelve fluido, las células muertas pueden quedar dentro de los poros, obstruyéndolos y formando un tapón junto con el sebo producido por las glándulas sebáceas. Los ingredientes comedogénicos son aquellos que, por sus características -tamaño, composición-, también se introducen en los poros y contribuyen con esta obstrucción3. Vale aclarar que los poros tapados son una de las bases para la formación del acné4 (más información en el post: Todo lo que tenés que saber sobre sobre acné), por lo que los productos comedogénicos efectivamente no están recomendados para este tipo de pieles.

¿Cómo saber si un producto es comedogénico o no?

Existen amplias listas de ingredientes cosméticos en donde se los clasifica según el grado de comedogenicidad que han presentado. Para ello, se usan los números del 0 al 5, siendo cero el nivel de menor comedogenicidad y cinco, el de mayor5. Estos listados son útiles, sirven para orientarnos, y evitar el uso de ingredientes comedogénicos en los productos cosméticos. De todas maneras, los listados se basan en resultados de estudios científicos, y las condiciones en las que se llevan a cabo pueden variar respecto al uso de dichos ingredientes en cosmética.

Hay algunos ingredientes que tienen mayor probabilidad de ser comedogénicos que otros. Por eso les compartimos una lista en las que se evalúa la comedogenicidad de varios de ellos5:

 

Comedogenicidad baja
Rango 0-1
Comedogenicidad moderada
Rango 2-3
Comedogenicidad alta
Rango 4-5
Aceites Aceites Aceites
Aceite Mineral (0) Aceite de Almendra* (2) Aceite de Coco (4)
Aceite de Jojoba (0) Aceite de Palta*  (2) Aceite de Lino (4)
Aceite de Girasol (0) Aceite de Mani (2) Aceite de Palma (4)
Aceite de Lanolina (0) Aceite de Soja (3) Otros ingredientes
Aceite de Argán (0) Aceite de Maiz (3) Acetylated lanolin alcohol (4)
Escualano (1) Aceite de Onagra (3) Cetyl acetate (4)
Aceite de Ricino (1) Aceite Vegetal Hidrogenado (3) Cetearyl alcohol + Ceteareth 20 (4)
Aceite de Oliva* (1)   Laureth-4 (5)
Aceite de Avellana* (1)   Cocoa butter (4)
Aceite de Sésamo* (1)   Myristyl lactate (4)
Aceite de Albaricoque* (1)   Myristyl myristate (5)
Siliconas   Isocetyl alcohol (4)
Cyclomethicone (0)   Isopropyl isostearate (5)
Simethicone (1)   Isopropyl linolate (4)
Dimethicone (1)   Isopropyl myristate (5)
    Isopropyl palmitate (4)
    PEG 16 lanolin (4)
    Steareth-10 (4)

 

El “*” presente en la lista, significa que el nivel de comedogenicidad corresponde a aceites refinados (fueron procesados para eliminar impurezas no deseadas), mientras que si el aceite no está refinado la comedogenicidad será mayor5. ¿Qué significa esto? Al momento de formular productos cosméticos, elegir ingredientes no comedogénicos es tan importante como que sean de alta calidad.

Además algunos de estos ingredientes resultan comedogénicos en concentraciones altas, pero en bajas cantidades no lo son6.

Por estas razones, podemos decir que si bien es útil usar listados para orientarnos sobre la comedogenicidad, lo más importante será cómo está formulado el producto, las concentraciones usadas, y la calidad del mismo7.

¿Cómo se puede evaluar la comedogenicidad?

El modelo experimental más utilizado es en oreja de conejo. Se aplica el ingrediente a analizar en una de las orejas todos los días durante dos semanas, y se evalúa si esa sustancia resultó comedogénica o no. Una de las limitaciones de este método es que la piel de la oreja de conejo es muy sensible, es decir, reacciona más fácil que la piel humana. Esto podría llevar a que los resultados obtenidos en animales sean diferentes cuando el producto se utilice en personas5.

Además, un punto a tener en cuenta es que este modelo no es Cruelty Free. Podés leer más información sobre este tema en el posteo: No testeamos en animales.

Otra forma de testear comedogenicidad es en personas: los ingredientes se prueban en la zona de la espalda durante cuatro semanas6. Sin embargo, es probable que la piel de la espalda responda diferente a la piel de la cara5, y que el grado de comedogenicidad no se vea completamente reflejado en esta prueba.

Vale aclarar, que tanto en las pruebas en animales como en humanos, suelen utilizarse concentraciones mucho más altas que las que luego se utilizan en los cosméticos7.

La prueba más representativa para testear si un producto será comedogénico o no, es realizando una prueba de uso, en la cual se realiza seguimiento de quienes utilizan el producto, para ver si aparecen poros tapados o acné6.

¿Todos los aceites son iguales?

Al hablar de aceites, vale la pena aclarar que no es lo mismo un aceite vegetal que uno esencial. Los aceites vegetales son aquellos que se utilizan en productos cosméticos por su alto poder hidratante, emoliente y reparador, y a los cuales se les puede evaluar su comedogenicidad. En cambio, los aceites esenciales son aquellos que normalmente se utilizan como fragancias naturales: lavanda, bergamota, lima, limón, pomelo, linalool, menta, eucaliptus, clavo (Eugenol), canela y papaya.

En TCL, decidimos evitar el uso de aceites esenciales y de cualquier fragancia, no porque sean comedogénicas, sino porque pueden irritar la piel. Conocé por qué es importante evitar productos que irritan en nuestro post: 3 Ingredientes a evitar en tus cosmeticos.

¿Cuál es el producto de TCL que combina distintos aceites?

El Booster DETOIL es un combo de 5 aceites no comedogénicos o con un bajo grado de comedogenicidad, hidratantes, emolientes y reparadores. Contiene: Escualano vegetal, Aceite de Argán, Aceite de Palta, Aceite de Avellana y Aceite de Almendra. Además, agrega activos funcionales que le dan un plus preventivo, antioxidante y detox. Es el producto ideal para proteger la piel de agresores externos, como pueden ser la exposición al sol o la contaminación, y para restaurar pieles resecas o sensibles. Es un aceite seco de rápida absorción, por lo que es bien tolerado por todo tipo de pieles.

Booster DETOIL - TCL

¡Esperamos que este post haya sido útil! Estamos a disposición por cualquier consulta. :)

The Chemist Look

 

 

  1. Mark Lees. Clearing Concepts: A Guide to Acne Treatment. Milady; 1 edition (April 9, 2013).
  2. Nguyen SH, Dang TP, Maibach HI. Comedogenicity in rabbit: some cosmetic ingredients/vehicles. Cutan Ocul Toxicol. 2007;26(4):287-92.
  3. Mark Lees. Skin Care: Beyond the Basics. Thomson Delmar Learning, Division of Thomson Learning; 4th ed. edition (6 Jun. 2011).
  4. Dréno, B. What is new in the pathophysiology of acne, an overview. J. Eur. Acad. Dermatology Venereol. 31, 8–12 (2017).
  5. Fulton, J. E. (1989). Comedogenicity and irritancy of commonly used ingredients in skin care products. Journal of the Society of Cosmetic Chemist, 40, 321–333. www.nononsensecosmethic.org/Comedogenicity-and-irritacy-of-commonly-used-ingredients
  6. Draelos, Z. D., & DiNardo, J. C. (2006). A re-evaluation of the comedogenicity concept. Journal of the American Academy of Dermatology, 54(3), 507–512.
  7. American Academy of Dermatology Invitational Symposium on Comedogenicity. (1988). 272–277.



 

AcnéPiel grasaPuntos negros / poros dilatados

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados