tcl-sustentabilidad

En The Chemist Look somos cada día más conscientes de nuestra responsabilidad con el cuidado del ambiente. Queremos generar hábitos de producción y consumo más sustentables.

Entendemos a la sustentabilidad como un camino y no como una meta: no hay un blanco y negro (sustentable vs. no sustentable), sino un espectro de colores (escasamente sustentable → un poco más sustentable → más sustentables aún → etc.). Transitamos este camino como un proceso, a través de una serie contínua de ajustes y cambios que merecen nuestro tiempo, energía y dedicación.

Las acciones concretas que hoy llevamos a cabo son valiosas y necesarias, pero no queremos embanderarnos con ellas en cuanto a su comunicación porque sabemos que no lo son todo. Simplemente, son un paso más: un impulso para dar el paso siguiente y seguir avanzando.

En este camino, desconfiamos de las verdades absolutas y confiamos en el valor genuino de nuestra curiosidad. Así, llegamos a hacernos un montón de preguntas que no siempre tienen una respuesta clara. Pero es justamente ahí, en ese punto, donde vemos uno de los valores más grandes que tiene este recorrido. Alguien dijo una vez: "El bienestar colectivo es mayor cuando abordamos los debates y el discurso con curiosidad, pensamiento crítico y un sano escepticismo hacia las falsas dicotomías". The Chemist Look busca ser eso mismo desde un principio: un punto de vista, una mirada crítica hacia lo que hacemos y lo que nos rodea.

Deseando ampliar nuestra visión del horizonte, conocimos a Kolibri: una consultora en estrategia ambiental con la cual nos asociamos para poder darle un vuelo más alto a nuestro propósito. En una primera instancia, nos ayudaron a hacer un diagnóstico con el objetivo de obtener datos concretos para tomar decisiones certeras: midieron nuestra huella de carbono para conocer cuál era el impacto ambiental de nuestras operaciones, hicieron un primer perfil ambiental sobre algunos de nuestros principales insumos y nos acompañaron en la facilitación de nuestras discusiones internas sobre cómo incorporar estos aprendizajes a nuestro pilar de formulación consciente. Adicionalmente, ahora que sabemos cuáles son nuestros principales impactos, nos están acompañando en el diseño e implementación de estrategias que nos permitan reducirlos.

En paralelo a este trabajo, estamos teniendo diversos aprendizajes y, fieles a nuestro espíritu, queremos compartirlos: ¡Se vienen notas sobre este tema!. Advertimos algo: la curiosidad es contagiosa ;)

Año 2022: más sustentables que ayer, menos que mañana.

The Chemist Look

Nota editorial

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados