AUTOBRONCEANTES, ¿SÍ O NO?

06 Nov , 2018
La respuesta es simple: ¡sí! 100% sí. Los autobronceantes son una alternativa buena y segura a la exposición a los rayos UV para obtener un color veraniego sin exponernos a los daños ocasionados por el sol1. Cada vez están teniendo más éxito porque la conciencia sobre la prevención y el cuidado de la piel -evitando los rayos UV- por suerte está en aumento. ;)

¿Son seguros?

Si bien ha habido polémica al respecto, la evidencia disponible hoy en día es clara sobre la seguridad de los autobronceantes, que cuentan con el aval de los principales organismos internacionales:

  • La FDA aprobó a la DHA (dihidroxiacetona, su ingrediente activo) para uso tópico, es decir, en cremas y lociones. No aprobó sin embargo su uso en sprays, porque no se cuenta con suficiente evidencia como para garantizar su seguridad1.
  • Tanto la Skin Cancer Foundation (la Fundación de Cáncer de Piel) como la American Academy of Dermatology (Academia Americana de Dermatología) sostienen que utilizar autobronceante acompañado de protector solar es más seguro que broncearse con radiación UV (ya sea del sol o cama solar)1.

¿Cómo funcionan?

La clave de su funcionamiento es la DHA. Suelen contenerla al 3 o 5%2. Es un carbohidrato que interactúa con aminoácidos presentes en grandes cantidades en los queratinocitos (células más superficiales de la piel), formando pigmentos de color marrón llamados melanoidinas. Este proceso (carbohidrato+aminoácido=marrón) recibe el nombre de reacción de Maillard, y es el mismo que causa que ciertos alimentos se vuelvan marrones al cocinarlos (¡como la papa!3). Algo interesante es que esta reacción se da, como dijimos, en la capa más superficial de la piel o Stratum Corneum (la absorción sistémica es prácticamente nula4). Es por esto que las zonas con esta capa más gruesa (palma de las manos, codos y rodillas) se tiñen más que el resto de la piel2. ¿O somos las únicas que hemos ido alguna vez a un casamiento con las manos y codos ultra marrones? ;)

Algunos datos útiles:

  • El resultado usando autobronceante puede verse mejor si se exfolia la piel antes de aplicarlo2.
  • Es conveniente evitar o aplicar menos cantidad en codos, rodillas, tobillos, palmas de las manos y plantas de los pies (para procurar un bronceado más uniforme)2.
  • El efecto empieza a notarse a la hora, pero el máximo color se ve entre las 8 y las 24 horas luego de aplicado el producto2.
  • El color suele irse a los 5 a 7 días2, cuando las células superficiales “teñidas” descaman (acompañando el recambio celular natural).
  • Los autobronceantes no protegen contra la radiación UV (salvo que aclaren contener FPS)5. Es fundamental aplicar protector antes de exponernos al sol (¡como siempre!) aunque estemos bronceados.
  • En cuanto a los autobronceantes que contienen FPS, es importante saber que la protección solar dura unas horas luego de aplicado el producto, como pasa con cualquier otro protector. ¡Para nada dura lo que dura el bronceado!
  • Los autobronceantes son un recurso efectivo para quienes buscan camuflar zonas con vitiligo6.
  • Recomendamos aplicarlo siempre de noche. Esto es debido a que un estudio demostró que los intermediarios que se generan durante la reacción de Maillard (mientras está haciendo efecto el autobronceante y se está “amarronando” la piel) causan un aumento de radicales libres al exponernos a rayos UV7, por lo que nuestra piel estaría más susceptible al daño solar en las horas inmediatas a la aplicación del producto. Mejor pasarlas durmiendo. ;)

¿Cuáles recomendamos?

Los únicos que hemos probado en la oficina son los de la línea Sublime Bronze de L´Oréal y la opinión es unánime: nos encantan. El producto es fácil de aplicar y el bronceado es natural. Según nuestra experiencia, podés “controlar” qué tan oscuro querés el bronceado regulando cuánto producto te ponés: si querés algo sutil aplicá una capa bien finita, y si querés despertarte caoba te recomendamos aplicar más de una capa generosa. ;)

 

Otra marca que no hemos probado pero que tiene excelentes reviews en Internet es Loving Tan. Tip por si alguna viaja y quiere probarlo (acá no se consigue).


¡Esperamos que este posteo sea útil! Es una pregunta frecuente y es bueno tener esta info en cuenta en esta época del año en la que uno busca un look más veraniego. Si bien sabemos que no es lo más práctico del mundo porque cuesta que el color quede súper parejo, sin duda recomendamos los autobronceantes como una alternativa más saludable a la exposición al sol, siempre acompañado de FPS. El trabajo extra vale la pena si nos ahorra el fotoenvejecimiento y las manchas que suelen salir con el sol.

¡Estamos a las órdenes por cualquier duda!

The Chemist Look Team

PD: ¿Quién quiere un autobronceante de TCL? ;)

  1. Huang A, Brody N, Liebman TN. Dihydroxyacetone and sunless tanning: Knowledge, myths, and current understanding. J Am Acad Dermatol. 2017 Nov;77(5):991-992.
  2. Fu JM, Dusza SW, Halpern AC. Sunless tanning. J Am Acad Dermatol. 2004 May;50(5):706-13.
  3. Liska DJ, Cook CM, Wang DD, Szpylka J. Maillard reaction products and potatoes: have the benefits been clearly assessed? Food Sci Nutr. 2015 Sep 17;4(2):234-49.
  4. Yourick JJ, Koenig ML, Yourick DL, Bronaugh RL. Fate of chemicals in skin after dermal application: does the in vitro skin reservoir affect the estimate of systemic absorption? Toxicol Appl Pharmacol. 2004 Mar 15;195(3):309-20.
  5. U.S. Food and Drug Administration. Sunless Tanners & Bronzers. Disponible en: https://www.fda.gov/Cosmetics/ProductsIngredients/Products/ucm134064.htm
  6. Hsu S. Camouflaging vitiligo with dihydroxyacetone. Dermatol Online J. 2008 Aug 15;14(8):23.
  7. Jung K, Seifert M, Herrling T, Fuchs J. UV-generated free radicals (FR) in skin: their prevention by sunscreens and their induction by self-tanning agents. Spectrochim Acta A Mol Biomol Spectrosc. 2008 May;69(5):1423-8.

Comentarios