CREMAS HIDRATANTES: ¿POR QUÉ SON TAN IMPORTANTES?

11 Apr , 2019

Las cremas hidratantes son de los productos de skincare más comunes del mercado. Hasta el que menos se cuida la piel, seguro tiene una hidratante en la casa (aunque sea vencida). ;) A veces, es un paso que parece demasiado básico y que queda opacado por otros productos, ¡pero es mucho más imprescindible de lo que parece!

Una piel sana se siente suave, no tiene lesiones, no produce molestias y sus poros son apenas visibles; y no hay piel sana si no está bien hidratada. La piel seca se presenta agrietada, sensible al daño, con disconfort (ardor y dolor), y con tendencia a la inflamación y al enrojecimiento. Vale aclarar que, más allá de lo estético, la hidratación es fundamental para varios de los procesos que lleva a cabo la piel (descamación, reparación, funciones de barrera).

En este post, todo para #SkintellectualsTCL sobre por qué hidratar y qué ingredientes buscar (y evitar) en este tipo de productos. ;)

PRIMERO, ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE HIDRATAR LA PIEL?

La hidratación es fundamental para que la piel funcione correctamente1. Varios de sus procesos naturales requieren agua:

  • Descamación celular: Las enzimas que provocan la maduración y el desprendimiento natural de las células muertas más superficiales de la piel necesitan agua para funcionar. Una piel deshidratada no logra descamar a la velocidad esperada, y este enlentecimiento produce una acumulación de células muertas en la superficie2. Esto es lo que se ve al ojo humano como una piel seca, escamosa y áspera1.
  • Deshidratación es igual a inflamación: Se asocia a la deshidratación con la activación de genes en la Epidermis que generan un aumento en la producción de citoquinas proinflamatorias3. Siempre lo decimos: la inflamación es el final común de todos los males, causa de daño y envejecimiento de la piel. ¡Fundamental prevenirla!
  • Reparación: Otro aspecto no menor es que la hidratación es fundamental para la reparación de heridas y la cicatrización2. Varios estudios compararon la evolución de heridas secas en contacto con el aire, con la de heridas cubiertas por vendas que aseguran un entorno húmedo e hidratado. Contrario a lo que se tiende a pensar, se demostró que el uso de vendas hidratantes acelera el proceso de curación y, además, disminuye el riesgo de infecciones4-6.

¿CÓMO SE MANTIENE HIDRATADA NUESTRA PIEL?

El nivel de hidratación depende de la función de barrera de la Epidermis y, particularmente, del Stratum Corneum, su parte más superficial.

epidermis-capa-de-la-piel

Los mecanismos de la piel que garantizan la hidratación son:

  1. Corneocitos: Son las células muertas que componen el Stratum Corneum, y forman una barrera física compacta que evita la pérdida de agua2.
  2. Factor Natural de Hidratación o Natural Moisturizing Factor (NMF)1,2: Los corneocitos contienen en su interior un conjunto de sustancias (aminoácidos, urea, lactato, potasio) que son humectantes e higroscópicas1, es decir, captan y retienen agua del ambiente. Estas sustancias reciben el nombre de NMF y son fundamentales para mantener la humedad del Stratum Corneum.
  3. Lípidos de la matriz extracelular: Si los Corneocitos son ladrillos, los lípidos de la matriz extracelular actúan como el cemento que ocupa los espacios entre ellos. Forman como una barrera impermeable y evitan la pérdida de agua a través de las células de la piel1,2. Estos lípidos se componen en un 50% por ceramidas e incluyen, además, colesterol y ácidos grasos libres1.
  4. Agentes humectantes: Además del NMF, otros componentes naturalmente humectantes presentes en la piel son:
      1. Glycerol: Humectante y emoliente, es secretado por las glándulas sebáceas y también llega a la piel por la circulación sanguínea1.
      2. Ácido Hialurónico: Presente en la Dermis y Epidermis, es una molécula higroscópica que aporta turgencia y humectación. Es capaz de absorber agua ¡hasta 1.000 veces su peso! Captado por los receptores CD44, estimula a los queratinocitos y mejora la función de barrera de la piel, aumentando la producción de lípidos extracelulares1.

¿QUÉ FACTORES CAUSAN DESHIDRATACIÓN?

La principal causa de deshidratación es un aumento en la pérdida de agua a través de la Epidermis, por una mala función de barrera. Se puede objetivar el estado de hidratación de la piel midiendo la cantidad precisa de agua que la Epidermis deja pasar. A este valor se le llama pérdida de agua trans-epidérmica o TEWL (por la sigla en inglés Transepidermal Water Loss)1.

Hay factores internos y externos que afectan el funcionamiento de la barrera, aumentan la TEWL y producen resequedad.

Factores Internos:

  • Bajos niveles de NMF y Ceramidas, que descienden con la edad1
  • Disminución en la producción de sebo con la consecuente disminución de Glycerol1

Factores Externos:

  • Exposición a rayos UV1
  • Ambientes muy secos1
  • Uso excesivo de detergentes y jabones1
  • Ingredientes irritantes como fragancia, aceites esenciales y alcohol (¡que tan frecuentemente integran las fórmulas de las hidratantes!)
  • Malos hábitos de sueño

¿CÓMO LOGRAR UNA BUENA HIDRATACIÓN?

Las cremas hidratantes fortalecen la barrera de la piel, disminuyen la TEWL y, por lo tanto, mejoran la hidratación.

¿QUÉ INGREDIENTES HACEN A UNA HIDRATANTE COMPLETA?

Recomendamos elegir hidratantes que combinen ingredientes humectantes, emolientes y reparadores (3.0 ;) ).

  • Humectantes: Atraen y retienen agua del ambiente. Algunos ejemplos son HydromanilTM (Hydrolyzed Ceasalpinia Spinosa Gum, Ceasalpinia Spinosa Gum), NMF (Sodium PCA, Glucose, Urea, Glutamic Acid, Lysine, Glycin, Allantoin, Lactic Acid) y Ácido Hialurónico (Sodium Hyaluronate, Hydrolyzed Hyaluronic Acid).
  • Emolientes: Crean una barrera física que evita la TEWL. Algunos ejemplos son: Prunus Amygdalus Dulcis Oil (Aceite de Almendras), Persea gratissima oil (Aceite de Palta), Glyceryl Linoleate (and) Glyceryl Linolenate, Cyclomethicone, Dimethicone Crosspolymer, Cyclopentasiloxane Cyclohexasiloxane.
  • Reparadores: Potencian la barrera natural de la piel, aumentando los lípidos extracelulares que rodean a los corneocitos. Algunos ejemplos son: Lecithin, Niacinamide, Ceramide NP, Prunus Amygdalus Dulcis Oil (Aceite de Almendras), Persea gratissima oil (Aceite de Palta).

Es la combinación de estos tres tipos de ingredientes lo que hace que una crema hidratante sea eficaz.

¿QUÉ INGREDIENTES SUGERIMOS EVITAR?

Es muy frecuente que las hidratantes contengan fragancia para mejorar la experiencia sensorial con el producto. Más allá de lo agradable que pueda ser, la fragancia tiene un alto potencial de irritación por lo que sugerimos evitarla. Podés encontrarla en la fórmula como Fragancia o Aroma, pero también con nombres más inocentes como Eugenol, Cinnamal, CitralLimonene, Linalool, etc. Leé todo sobre el tema en nuestro post Fragancia en cosmética: por qué evitarla.

Con la intención de evitar fragancias sintéticas, muchas marcas incluyen en sus fórmulas aceites esenciales (de Lavanda, Naranja, Menta, etc.). El problema es que tienen el potencial de perjudicar la barrera de la piel de forma dosis-dependiente. Conocé por qué no todo ingrediente natural es bueno y por qué recomendamos evitar productos con aceites esenciales en nuestro post Cosméticos naturales: lo que tenés que saber

Además, recomendamos evitar las cremas que contengan alcohol entre sus ingredientes. Si bien vuelve al producto más fluido y volátil, perjudica a la barrera de la piel. Próximamente post dedicado a este tema. ;)

¿QUÉ CARACTERIZA A NUESTRAS HIDRATANTES?

Un producto no es solo lo que contiene sino también lo que no. Por eso, nuestras hidratantes están libres de irritantes como fragancia, aceites esenciales y alcohol.

Diseñamos tres hidratantes distintas: para piel mixta, seca y grasa. Todas contienen activos emolientes, humectantes y reparadores, pero se diferencian en su proporción agua/lípidos para que puedas elegir la más indicada para tu tipo de piel.

Elegimos envases tipo pump y no de rosca para que los activos no se deterioren al tomar contacto con el aire y para minimizar su contaminación.

Son hidratantes ideales para aplicar por la noche (porque no tienen protector) o por la mañana si luego aplicás tu FPS. Si buscás una hidratante con FPS podés probar nuestra ULTRA-B 4.0 (*por ahora solo disponible en Uruguay),que, además de hidratar, tiene FPS 15 UVA + UBA, un activo anti-polución, un activo anti-stress y un activo anti-luz azul, y es un verdadero escudo urbano. ;)

hidratante-piel-grasa
hidratante-piel-mixta
hidratante-piel-seca

UN PLUS

Si tenés piel súper seca o querés añadir un extra de hidratación a tu rutina, podés potenciar la acción de tu hidratante con productos de tratamiento. Algunos recomendados:

  • Aceite Reparador (*por ahora solo disponible en Uruguay): Es un concentrado emoliente y reparador. Combina aceites de Argán (eco-certificado orgánico), Palta, Avellana y Germen de trigo, ricos en lípidos que simulan los que componen naturalmente la barrera de la piel. 

aceite-reparador

  • Booster HYALU-G/P: Es un concentrado humectante. Combina Ácido Hialurónico de peso medio con Ácido Hialurónico miniatura, que penetran hasta distintas profundidades de la piel. Además, contiene Poria Cocos, el toque mágico de este producto. ;) Estimula la producción de colágeno y aumenta la cantidad de receptores CD44 que captan al Ácido Hialurónico en la piel. 

booster-hyalu-g-p

Esperamos que haya sido útil y, por cualquier consulta, ¡no duden en escribirnos!

The Chemist Look Team 

  1. S. Verdier-Sévrain, F. Bonté. Skin hydration: a review on its molecular mechanisms. Journal of Cosmetic Dermatology. 6(2), 75–82.doi:10.1111/j.1473-2165.2007.00300.x
  2. K. Ousey, K. F. Cutting, A. A Rogers, M. G. Rippon. The importance of hydration in wound healing: reinvigorating the clinical perspective. Journal of Wound Care. 25(3), 122–130.doi:10.12968/jowc.2016.25.3.122
  3. W. Xu, S. Jia, P. Xie, et al. The expression of proinflammatory genes in epidermal keratinocytes is regulated by hydration status. J Invest Dermatol 2014; 134: 4, 1044–1055.
  4. J. J. Hutchinson, J. C. Lawrence. Wound infection under occlusive dressings. J Hosp Infect. 1991; 17: 2, 83–94.
  5. J. C. Lawrence. Dressings and wound infection. Am J Surg 1994; 167: 1A, 21S–24S.
  6. G. A. Kannon, A. B. Garrett. Moist wound healing with occlusive dressings. A clinical review. Dermatol Surg 1995; 21: 7, 583–590.

Comentarios